lunes, 17 de diciembre de 2007

FOXINVER. La inversión inteligente

Tengo el gusto de conocer la gestación del proyecto Foxinver, en la que un "iluminado", en el buen sentido de la palabra, no con ánimo despectivo, ha arrastrado a un conjunto de "pequeños" ahorradores a crear una empresa de inversión, una empresa que si bien, al parecer, tiene como prioridad la inversión en Bolsa, no descartan otros tipos de inversión o negocio.
No lo tienen fácil, porque desde la periferia o desde la "marginalidad" del mundo financiero, las cosas se vuelven muy complicadas. La selección de inversiones, la cartera, los resultados, etc. será lo que al final dirá si se ha hecho bien.
Me gusta el estilo de los aventureros, de los que se arriesgan por caminos no escrutados, de los que se salen de la manada y deciden tomar iniciativas propias.
Entiendo que el Zorro no está sólo y que tendrá un equipo de gente que le podrá ayudar. Gente que tendrá que trabajar duro. Nadie les va a regalar nada. Por los comentarios que he leído ya en innocova, De Foreros a Inversores. De la conversación en la red a la selección de inversiones. De internet a la Bolsa. FOXINVER, deduzco que hay reflejos defensivos y recelos de otros ajenos al proyecto.
Escapar de la manada. Enhorabuena.
Me dirijo al zorro para decirle que estoy dispuesto a ayudar.
Un saludo

miércoles, 12 de septiembre de 2007

Ha muerto Anita Roddick, fundadora de la cadena de tiendas "The Body Shop", una gran persona y gran emprendedora

"The Body Shop no es sólo una empresa de productos cosméticos. La conservación de los recursos naturales, la defensa de los derechos humanos y la protección de los animales son pilares fundamentales de la empresa desde su fundación.

En el terreno práctico The Body Shop fomenta la reutilización o el reciclaje de sus envases; promueve relaciones comerciales justas con las comunidades necesitadas y realiza campañas activas en contra de la experimentación en animales por parte de la industria cosmética"


Anita defendiendo la campaña de amigos de la tierra en contra del cambio climático



Video en el que se puede conocer la persona de Anita Roddick


Historia

En 1976, Anita Roddick fundadora y presidente de The Body Shop, abrió una pequeña tienda de productos cosméticos en Brighton (costa sur de Inglaterra). En aquella tienda se ofrecían sólo veinte productos diferentes para el cuidado de la piel y el cabello, basado en ingredientes naturales. Actualmente, The Body Shop cuenta con más de 2.000 productos cosméticos distintos.

Combinando la sabiduría tradicional y los antiguos remedios herbales con la más moderna innovación tecnológica, The Body Shop consigue ofrecer unos productos originales y efectivos, con una excelente relación calidad-precio. The Body Shop es mucho más que una empresa cosmética. Toda su actividad se ve impregnada por una filosofía especial, de respeto al medio ambiente, de defensa de un comercio justo, de salvaguarda de los derechos humanos, de protección de los animales. Dedicamos mucho tiempo y esfuerzo a realizar campañas activas, para lograr cambios positivos en estos temas. Actualmente contamos con más de 2000 tiendas en 51 países.

En 1986 The Body Shop comenzó su andadura en España, de la mano de Carmen Almagro. La primera tienda se abrió en el Centro Comercial de la Vaguada en Madrid.

viernes, 31 de agosto de 2007

FundingUniverse

2 minute video sharing the excitement and success of a FundingUniverse SpeedPitching luncheon.

6 Tips for Start-Ups in 10 minutes

Important tips for start-ups concerning venture capital, business plans, partners and potential legal issues. Presented by attorney Roman R. Fichman.

jueves, 30 de agosto de 2007

El arte de empezar. La motivación o los motivos, por Guy Kawasaki

El emprendedurismo es el corazón, la esencia para empezar algo, y tiene que ver con el sentido de las cosas y con la motivación, los motivos.
Muchos crean una empresa para ganar dinero y se centran en conseguir la financiación, los socios, y, en general, los aspectos materiales.
Sin embargo, la motivación fundamental para crear una empresa debe ser más espiritual, menos material, por ejemplo, cita:

  • Cambiar el mundo
  • Hacer del mundo un lugar mejor, para vivir
  • Responder a unos motivos, motivaciones o dar sentido a algo, para marcar la diferencia

Si le das sentido y responde a un motivo, probablemente, ganarás dinero; pero, si por el contrario, tú lo que buscas es ganar dinero, probablemente, no le encuentres el sentido al proyecto y tampoco ganarás dinero.

El arte de empezar
Todo negocio con éxito tiene que tener un sentido, por el cual empiezas tu negocio (motivacion).

Cambiar el mundo
La principal motivación debe ser cambiar en algún aspecto el mundo en que vivimos
Y para que un negocio tenga "sentido", entiende que tiene que tener uno o varios de estos tres motivos:

  • Incrementar la calidad de vida. Que lo que tu empresa haga aumente la calidad de vida de tus clientes, trabajadores o ciudadanos. Cita el ejemplo de Mckyntosh,
  • To righ a wrong. Que resuelva algo que no estaba bien. Por ejemplo, resolver problemas de polución,
  • Prevenir el final de algo bueno. que prevenga el final de algo bueno.

En un momento de su disertación viene a plantear aquello de que por las mañanas hay que levantarse y preguntarse cómo podemos cambiar, para mejorar, la vida de los ciudadanos. Convendría recordar aquello del "Lovework", "si al levantarte te preguntas el porqué ir a trabajar, es mejor no ir". La motivación es fundamental, y debe ser reconocida como inmaterial o espiritual.



Donald Trump: Seis reglas para el éxito

Posted by Mr. Biggs at 3/27/2007 10:22:00 AM
one powerfull world

I saw Donald Trump this weekend. He seems like a fun guy, but then on stage everyone is at their best. I have some funny videos of him talking about George Bush, Conddolezza Rice and Rosie O'Donnell which I will post in the next post. But in this post I want to talk about the advice Donald had for entrepreneurs.

Just to pump you up checkout the short video of THE DONALD entering the stage at the Learning Annex in Toronto.



Now that you can feel the hype, lets talk about the 6 things Donald did to succeed and is still doing to remain successful.
1) You have to love what you do - If you love what you do, you will work harder. You will enjoy your business and your life. You will spend the time to know your business inside out. You can brag about what you are going to do but if you do not bring the goods to the table, you will be knocked down.
2) Never ever quit or give up - Some of the smartest people never made it because they quit. (The look in Trump's eyes was conveying the message that become hungry for what you want)
3) Luck - Luck plays an important role. But the harder you work, the luckier you will get. So never get carried away by the hype. FOCUS and work your ass off. He mentioned that in 1991 he owed the banks $9.1 billion, but he decided to face his bankers and workout deals rather than running away. The toughest people are not the smartest and its better to be smart than tough. Fight for yourself rather than begging.
4) Follow your gut - If you are smart and really know your business, follow your gut. It might require you to go against the tide sometimes but if you really know what you are doing, go with your gut and have the confidence to follow it yourself.
5) Get the best people and do not trust them - The thing with smart people working for you is they will try to screw you if they think they can do better without you. Make sure people who work for you, respect you. If they respect you they will not screw you, but if they think you do not know the business and lose respect for you they will screw you.
6) Get Even - Hit people hard when they take advantage of you. When people know you fight back, other people are watching and will think twice before messing with you as they know that you fight for your right. It will earn you respect from people.

Donald told some great stories, some great lessons which I took other than the above 6 points:
7) Don't allow bad things to take away your momentum - he told a story about William Levitt. Mr. Levitt died broke but one of the greatest builder to have shaped New York and surrounding areas. Mr. Lewitt made a big fortune and retired to South of France, but he missed what he loved, Real Estate. So he came back to New York and bought back his company which was going under. He worked really hard but could not turn the company around and went bankrupt. Donald met him a few year before he died and asked him, "Mr Levitt, what exactly went wrong?". He replied, "Donald, I just lost my momentum". So never let anything that happens to you make you lose your momentum. Don't quit!
8) Marketing - Be controversial and get free marketing. Anyone can pay for marketing, but the art is to get it free. He made some controversial and funny statements, which I will post in the next post.
9) Be happy, It really does not matter - Personally I think this is the most important. Sometimes people ask him, Donald how do you do it? How do you give speech to 50,000 people without any stage fear ? His reply was it does not matter. One Tsunami and 300,000 people are dead. Life is soo fragile, it really does not matter. Just do it!! Don' even think about it. Take the pressure off by saying it does not matter.
10) Work hard and be careful

He professed,"NO DRINK, NO SMOKE and NO DRUGS" and "To be a winner, think like a winner". His favourite deal making book is "The art of the deal". He talks about how entrepreneur need to take risks, see the funny video below for what he thinks about entrepreneurs.

viernes, 24 de agosto de 2007

Dani Vidal, el primer nadador, sin brazos, que cruza el estrecho de Gibraltar

!Nada es imposible!
Este es nuestro lema y el de cualquier emprendedor. Sirva el presente post para rendirle un homenaje a Dani Vidal por su determinación y valentía en tratar de conseguir un objetivo y, finalmente, lograrlo. Luego lo terminaré, que me voy

martes, 21 de agosto de 2007

“La aventura empresarial”, El fracaso como clave del éxito

por José Manuel Peláez Izquierdo, Instituto Internacional San Telmo
texto extraído del portal de la Caixa Emprendedor XXI: La Caixa, emprendedor XXI

En su poema If, Rudyard Kipling glosa un listado de virtudes que una persona, digna de serlo, debe tener en cuenta para conducirse en la vida. Kipling llama impostores al Triunfo y a la Derrota, y nos anima a tratarlos por igual, con el mismo escepticismo que merecen todas las falsas señales que a menudo llegan del exterior y que pueden apartarnos de los valores que merecen la pena en la vida. No es mi intención profundizar en el sentido de la existencia ni en cómo sobrellevarla de la mejor manera posible. Sin embargo, estoy convencido de que el empresario es la misma persona cuando toma decisiones en la empresa que cuando lo hace en su ámbito personal. Los valores de la persona, al final, sobresalen en todas las facetas de su vida. En mi opinión, de igual forma que no es aconsejable dejarse engañar en la vida por los triunfos o derrotas que vamos consiguiendo, a la hora de lanzar, desarrollar y gobernar una empresa, tampoco debemos ver estos acontecimientos como un objetivo que se ha alcanzado con un determinado resultado (éxito o fracaso). En este artículo argumento que ese resultado es secundario y que es más importante alcanzar el objetivo que llevábamos un tiempo persiguiendo.

Para empezar, me gustaría reflexionar sobre la “aventura empresarial” en sí misma. No es una ciencia. Está muy lejos de ser una actividad sobre la que se puedan construir teorías absolutas. Por mucho que se pretendan establecer modelos o metodologías, nunca se podrá garantizar el éxito de ninguna iniciativa empresarial. La incertidumbre siempre permanecerá ahí, en la esencia misma de la actividad empresarial. Y esto es así porque desarrollar una empresa tiene más que ver con el trato con personas que con dominar técnicas o sistemas.

El tópico de que “las empresas son sus personas” es una afirmación que tiene profundas consecuencias. Cuando vamos a negociar con el banco para que nos dé una póliza de crédito, en realidad estamos hablando con el director de riesgo de la entidad, que es una persona con nombre y apellidos, con sus criterios y valores. Y el éxito de la operación dependerá de que sepamos transmitirle (persona a persona) la bondad de nuestro proyecto empresarial y las grandes capacidades que tenemos como emprendedores para llevarlo a cabo. Igualmente, cuando vamos a visitar a un cliente para ofrecerle un servicio, se lo venderemos si conseguimos que él, como persona, confíe en nosotros. También nuestros proveedores han de tener esta misma confianza para permitir que les paguemos un par de meses después de que nos hayan servido. De la misma manera, hemos de guiar y motivar a las personas que trabajan con nosotros para que lo hagan de forma óptima, y en esto evidentemente cuenta mucho el trato personal.

En este sentido, una actividad humana que se basa sobre todo en trabajar con los valores, las sensibilidades y las necesidades de las personas, no es una Ciencia, sino un Arte. Y por tanto, los empresarios, unos artistas. Si el Método es lo que caracteriza a los científicos, la Sensibilidad es lo que caracteriza a los artistas. Ahora bien, ¿cómo se desarrolla esta Sensibilidad para los negocios?

Las capacidades necesarias de un hombre de empresa, al igual que las de un pintor o un músico, son de tres tipos que, en el caso específico de un empresario, son: conocimientos, habilidades y actitudes.

En realidad estas son las tres capacidades que definen a una persona. En función de qué Conocimientos posea una persona, de qué Habilidades haya desarrollado en su vida, o qué Actitudes muestre en su comportamiento, estaremos delante de un individuo o de otro completamente distinto. El desarrollo de estas capacidades nos modela como personas y como empresarios. Pero cada una de estas categorías (Conocimientos, Habilidades y Actitudes) tiene efectos diferentes. El impacto que tienen en la persona es proporcional al esfuerzo que nos cuesta adquirirlas. Así pues, los Conocimientos son los más fáciles de adquirir, y también los más fáciles de olvidar, pertenecen al “mundo” de la Teoría y el impacto en la mejora de la persona es pequeño. Las Habilidades son más difíciles de conseguir, requieren practicarlas hasta que las dominamos; sin embargo nos acompañan durante toda la vida, están en el ámbito de la Experiencia (por ejemplo, aprender a conducir o montar en bicicleta). Pero las más difíciles de conseguir son las Actitudes, que no se aprenden de memoria o por la práctica; deben adquirirse con el ejemplo o imitación de personas a las que admiramos o cuyo modelo deseamos seguir. Las Actitudes son las que definen más profundamente a una persona, ya que determinan lo que uno quiere realmente hacer; están directamente relacionadas con nuestros Valores.

Retomando el título de este artículo, el fracaso como clave del éxito en la aventura empresarial, la persona debe desarrollar las capacidades que le faltan para llegar a desempeñar con éxito su carrera empresarial. De todas ellas, las más importantes serán las que tengan que ver con las Habilidades y sobre todo con las Actitudes. Para adquirir éstas se necesita experiencia y conocer personas y situaciones. Sin embargo, no siempre vamos a acertar en este proceso y se producirán fracasos; pero deben ser precisamente estos los que actúen como motor de nuestro proceso de aprendizaje. En definitiva, en la empresa, el único método válido para progresar es el “ensayo-error”; a base de ir rectificando sobre los errores.

Pongamos un ejemplo: una persona que aprende a negociar, es probable que la primera vez que intente hacer un trato con un proveedor esté “ciega”, no sea consciente de que no sabe negociar. Cuando, después de cerrar el trato, lo medite reposadamente en su despacho y caiga en la cuenta de lo poco ventajoso que le ha resultado el acuerdo, y de lo mucho que lo ha sido para su proveedor, pasará al estado de “ignorante”, al darse cuenta de su incompetencia para negociar. Inmediatamente, se pondrá manos a la obra como “aprendiz”, e intentará mejorar con la práctica su habilidad para negociar. En este proceso, se esforzará en cada trato para hacerlo mejor, y cerrará acuerdos malos, regulares y “menos malos”. Con el tiempo, acabará dominando la habilidad para negociar y lo hará inconscientemente (como el conductor experimentado de un coche al cambiar de marcha). Habrá llegado al estadio de “sabio” y la habilidad para negociar le acompañará toda la vida.

En todo el proceso que va desde el “ciego” al “sabio”, son los errores y los fracasos los elementos que nos hacen tomar conciencia de nuestras carencias y que nos ayudan a desarrollar las capacidades que necesitamos. Por eso, los fracasos son la antesala de futuros éxitos.

En España, muchas veces por oscuras razones, se consideran que los fracasos son estigmas que marcan a las personas como “fracasadas” (sinónimo de inútiles). Es una visión muy distinta a la de otras culturas en las que las personas que se presentan a una entrevista de trabajo, por ejemplo, con algún fracaso en su currículum se consideran candidatos que han vivido un proceso de aprendizaje que puede ser extremadamente valioso y que cuentan con capacidades que no habrían podido adquirir de otra forma. Creo que esta “cultura del fracaso” es más acertada para valorar acertadamente las capacidades de una persona. Volviendo a mi reflexión inicial, pienso que el éxito o el fracaso son resultados de un objetivo que se llevaba persiguiendo en la empresa (o en la vida) durante un periodo más o menos largo. Creo que lo verdaderamente relevante no es el resultado, aunque pueda tener más o menos importancia. Es más trascendente que ese objetivo haya sido alcanzado: una vez que se consigue, el camino continúa y hay que trazarse nuevas metas. Pero, a partir de aquí se contará para el viaje con un éxito a las espaldas o con un valioso proceso de aprendizaje que habrá contribuido a forjar a la persona un poco más.
Related Posts with Thumbnails