lunes, 13 de octubre de 2008

Un rescate de confianza es lo que necesitamos los emprendedores

Me siento defraudado por el "sistema", y digo sistema porque dicen que la crisis es "sistémica", luego, el problema está en el sistema. Y me siento defraudado porque los emprendedores podemos estar trabajando tan tranquilos en nuestros proyectos mientras que eso "pijos" de tres al cuarto que han estudiado en Universidades privadas norteamericanas se dedican a jugar con nuestros proyectos, nuestros dineros y nuestras vidas.

350.000.000.000.000 pts

Según los europeos, y para que nos hagamos una idea lo haré en pesetas, la operación rescate de los mercados financieros, del mundo Occidental, de momento alcanza una magnitud de unos 350 billones de pesetas ¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿¿?¿?¿?¿?

Los Gobiernos llevan un año un tanto despistados y sólo se han empezado a preocupar cuando han caído los primeros bancos. No les pareció importar mucho cuando cayeron las primeras familias tras la caída de las primeras empresas consecuencia de la crisis.

Pero es que además no paran de pensar en la cotizaciones, en la capitalización, en la liquidez, etc., pero siguen sin preocuparse de las empresas y las familias. En el caso español es más curioso todavía porque el Gobierno es socialisto.

En cualquier caso el motivo de este post es pedir que cierren las Escuelas de sinvergüenzas que hay en Estados Unidos, en general de pago y que han generado una generación de "listorros" de esos que sólo piensan en cómo forrarse.

Habría que pedir el curriculum de todos los ejecutivos de las Bancas de Inversión de todo el mundo y ver en las Escuelas y Universidades que han estudiado. Los centros que acumulen más de dos o tres sinvergüenzas habría que cerrarlas o cambiar los cuadros de profesores.

Aquí la operación rescate que necesitamos es la operación rescate de la empresa y los mercados. Pero también nos merecemos una operación rescate de la confianza en el sistema y ello significa que los culpables sean defenestrados y castigados. No es suficiente lo que dice Brown de que se ha terminado la incentivación del fracaso, no. Por favor algo más.

Fernando de Rosa Vicepresidente del Consejo General del Poder Judicial aceptaba que la Justicia podía estar desprestigiada. Bien, no sólo D. Fernando, no sólo, creo que hay muchas otras Instituciones afectadas, por ejemplo, la clase política si no es capaz de dar un escarmiento a toda la pléyade de payasos que nos han traído hasta aquí.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails