sábado, 8 de noviembre de 2008

La importancia del talento y cómo gestionarlo


Hace unos días escuché a Gary Hamel hablar de la importancia del talento en el marco del nuevo management "reinventando el management del siglo XXI" . Gary Hamel comentaba que frente a la jerarquía de necesidades de Maslow había que plantear la jerarquía de las capacidades que necesita la empresa competitiva del próximo futuro. La ventaja competitiva sostenible ya no está en la tierra, ni en el capital, ni en el trabajo, no, sino en algo más, en ese valor añadido que le puede dar el líder, el equipo, la iniciativa, la creatividad, el entusiasmo.

Si nos fijamos en el cuadro, observamos claramente el peso relativo de importancia que le asigna Gary Hamel a cada una de las capacidades. Y concluye que las tres primeras, obediencia, diligencia e intelecto, hoy en día, una empresa las encuentra en cualquier parte del mundo y, posiblemente, más barato. Lo que le otorga a las siguientes, iniciativa creatividad y entusiasmo, una importancia decisiva. Si eso está claro, lo que se debe plantear es cómo lograr en la empresa un ambiente y un marco en el que los trabajadores puedan desarrollar esas capacidades. Y en ello hay que trabajar. Y debe quedar claro que los ejecutivos están para que eso se produzca, no para que eso no se produzca.

Por otro lado, he tenido ocasión de escuchar a Alfons Cornellá hablando de la importancia del "coaching", algo así como el "make do" o cómo lograr que otros hagan lo que hay que hacer. Es decir, venía a decir que las administraciones podrían asumir el papel de promotores del cambio para que las empresas logren esas capacidades que les permitan sobrevivir y competir en los mercados internacionales.

Sin embargo, el tema no es fácil, mientras las cosas van bien, los empresarios sienten que lo saben todo y, cuando las cosas van mal, no piensan en eso de los "recursos humanos", no piensan en el talento, sólo piensan en las nóminas y cómo recortar los gastos.

Juan Carlos Cubeiro en su libro "clase creativa" viene a decir que el progreso está en manos de gente creativa, que se debe organizar en centros creativos, y que esa "clase se nutre de 3 Ts: Talento, Tecnología y Tolerancia. Yo creo que puestos a poner Ts yo añadiría una muy necesaroa hoy en día y que es "transparencia". Aunque no lo incluye como una clave no hay que olvidar la justicia. Y este tipo de condiciones no se deben dar solo en las empresas sino que el creador del concepto Richard Florida lo usa en ambiente urbanos. Yo iría mas lejor, los paises deben cumplir esas condiciones.

Creo que Obama le puede dar un impulso a EEUU porque puede incorporar talento y tolerancia. Con la solución de la crisis financiera actual, él puede exigir justicia porque no es uno de los responsables y le exigimos transparencia para que se castigue a los responsables. No se pueden ir de rositas.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails