miércoles, 12 de noviembre de 2008

Rodolfo Carpintier, CEO de DAD, "pinta" que invierte en "almas"


Rodolfo Carpintier, CEO de DAD, Digital Assets Deployment, habla del alma de la empresa, que la viabilidad del proyecto depende del emprendedor, el alma. De hecho cuando habla de "Terra" dice que cuando se cargaron a Villalonga es cuando se cargaron a Terra y añade que si Villalonga hubiera seguido posiblemente hoy Terra sería más que yahoo. No hay que olvidar, afirma, que Terra a pesar de todo aún tiene 6 millones de usuarios.

DAD es una empresa que ha reunido a 31 inversores particulares, en su conjunto con una capacidad de inversión que supera los 200 millones de euros y que han ayudado a construir un Consejo de Administración con conocimiento del medio, gran capacidad de gestión y un compromiso extraordinario del proyecto.

El modelo de intervención de DAD es el apoyo financiero al emprendedor, sin excluir por supuesto el resto de ámbito de dirección y gestión, pero insiste que el alma de la empresa sigue siendo el emprendedor. Su participación en el proyecto es minoritario.

En comparación con Antonio González Barros (INTERCOM) , Antonio "absorbe" el proyecto y el emprendedor que trae la idea termina diluyéndose en el conjunto y saliendo de él. Por contra la intervención de DAD consiste en respaldar al alma del proyecto, al emprendedor. Los emprendedores de Intercom se van y no vuelven, los de DAD vuelven con mas ideas y proyectos.

Le hemos preguntado a Rodolfo Carpintier por el Deal Flow de DAD y nos ha dicho que al año les llegan unos 500 proyectos, de los cuales eliminan, simple lectura, la mitad. Estudian los 250 proyectos, de acuerdo con criterios propios y vienen a seleccionar unos 70 u 80, que bien solo o con la ayuda de algún miembro del Comité de Inversión entrevistan. Vienen a llevar unos 10 o 12 proyectos mensuales al Comitñe de Inversión y terminan invirtiendo en unos 4 0 5 al año.

Rodolfo Carpintier, uno de los pioneros de internet en España, un "inversor angel", apuesta claramente por la red social, por la web 2.0 y piensa que no hay futuro para las páginas estáticas o/y corporativas. Sigue teniendo una especial sensibilidad y perspicacia. Durante la comida ha sido capaz de decirme quien creía o no en lo que estaba diciendo. Puedo confirmar que yo conocía dos casos y ha acertado totalmente. También le he preguntado el porqué no invertía en otros sectores y me ha dicho claramente que no invertía porque no los conocía bien y que para invertir hay que conocer.

Por último, quiero señalar que al empezar ha agradecido al IMPIVA y EURECAN la posibilidad de dialogar con un nutrido grupo de empresarios. Al fin y al cabo eso es la web 2.0, dialogar con el cliente, son los clientes los que dan sentido a la empresa, al conferenciante. !Un frikis!-

1 comentario:

quartero dijo...

Ayer tuve la oportunidad de escuchar a Rodolfo Carpintier en el marco de Jornada de Financiación de la Innovación (http://www.emprenemjunts.es/index.php?op=21&xtp=4&de=1226444400&n=184). Tal vez por la hora de su intervención, 16:45 h., que afectó a ponente y auditorio, o por un ‘algo’ indeterminado, sus mensajes fueron parcos y selectivos. Primero, somos un grupo de en torno a 30 personas, con capacidad de dinero líquido en cifras importantes, y tras un filtro riguroso, no exento de cierto arte, por aquello de las intuiciones, apoyamos 4 ó 5 proyectos al año. La regla se mueve en “muchos son los que llaman y pocos los elegidos”. Segunda, en el marco de internet hay campo para grandes negocios que son la combinación de personas con ideas, personas con dinero y personas con criterio. Las segundas y terceras pueden ser las mismas. Tercero, la clave es la experiencia, nuestra experiencia.
Felicitar a la organización y al ponente por la oportunidad de oír sin intermediarios a personas creadoras de valor.
Para los neófitos Carpintier merece ser considerado como un ‘experto’ a seguir.

Related Posts with Thumbnails