miércoles, 24 de diciembre de 2008

Al parecer, un emprendedor es un payaso

Me explico. ¿Un payaso es un emprendedor? o ¿un emprendedor es un payaso? Quiero hoy lanzar este mensaje de esperanza y, en el fondo, solidaridad, que he tenido ocasión de encontrar, por casualidad, en el blog de Leandro , "opiniones de payaso" , un payaso canario.

Son unos días en los que al menos nos merecemos esperanza y buenas noticias, salir y disfrutar del día a día. Recomiendo que, como ejercicio y, al menos, por esta semana apliquemos la técnica de los entrenadores de fútbol "hablemos sólo del próximo partido" y ese para nosotros son las fiestas navideñas y hacer lo que podamos por todos, todos, los que nos rodean, la familia, la finca, la parroquia, el barrio, la empresa, etc.

Lo que deduzco de su post, 154 "sin saber" , que voy a copiar íntegro, es que "payaso" y "emprendor" tienen mucho en común, y estoy pensando muy en positivo. A m´´i siempre me ha gustado ser un poco payaso.

"Sin saber que era imposible, fue y lo hizo"

Jesús Jara manda un mail con este dibujo y este mensaje. Supongo que es su modo de felicitar la Navidad.

Una frase tan escueta que encierra toda una declaración de intenciones de un payaso a otro, para el que todo es posible, no conoce el no como respuesta ni como actitud, y siempre consigue lo que quiere aunque se equivoque, es más seguramente en esa equivocación está la verdad, su verdad.

El payaso es descubrir constantemente, no saber; es hurgar en su personalidad y su entorno, sus (im)posibilidades; es decisión y movimiento, ir, y es acción, sobre todo acción, hacer (bien o mal, probablemente más mal que bien), pero el resultado será el éxito, porque la gran paradoja del payaso es tener o encontrar el éxito en el (su) fracaso.

Esta frase conceptual encierra la esencia del clown.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails