viernes, 13 de febrero de 2009

Barreras al emprendedor debidas a la crisis financiera

Universia Warton entrevista a Ignacio de la Vega , director del Centro de Gestión Emprendedora de IE Business School y presidente del Consejo Mundial del GEM (Global Entrepreneurship Monitor), quien contesta a un amplio cuestionario sobre el emprendedurismo y los emprendedores, así como hace una crítica a las administraciones sugiriendo medidas de apoyo a la actividad emprendedora. De la entrevista destaco la pregunta y contestación:

¿Con qué barreras se está encontrando actualmente el emprendedor?

Hay tres barreras fundamentales en el momento actual.

La primera es de orden psicológico.

Ante las dificultades del mercado, ponerse a emprender parece una situación de alto riesgo, especialmente en un país como el nuestro, que cuenta con un sistema cultural que tiene un cierto miedo al fracaso y al riesgo. Nos encontramos con la tensión entre la necesidad de encontrar un ingreso o una actividad profesional y el miedo psicológico al fracaso y al riesgo. En mi opinión, al final podrá más la necesidad.


La segunda gran barrera es la de recursos.

Hay menos recursos financieros que vienen desde las dos principales fuentes de financiación de un proyecto empresarial: deuda, que se consigue a través de entidades financieras, apoyos públicos, etc., y que, en estos momentos, no funcionan; y los inversores informales, especialmente en este tramo de pequeñas empresas del que hablamos, y cuya actividad ha caído un 13%. La figura del business angel ya era débil en España y, con esta situación, el que tiene liquidez está esperando acontecimientos y el que ya ha invertido no tiene más recursos disponibles. El GEM 2008 ya refleja esta situación, porque hay un aumento importante de emprendedores que desarrollan un proyecto empresarial y aportan el 100% de la financiación. Ahora, ante la situación de desempleo, un cambio normativo va a permitir capitalizar hasta un 60% del subsidio por desempleo para dedicarlo a una actividad empresarial. Esto dará un poco de gasolina al sistema.

La tercera es una barrera de demanda real .

La demanda está muy contraída y es muy difícil encontrar oportunidades en muchos sectores. La competencia entre las empresas ya está establecida y, en un intento por sobrevivir y crecer, se hace más agresiva, lo que, en ocasiones, puede suponer una bajada de precios o posiciones de competencia de mercado que hace más difícil el acceso a alguien que parte sin esas ventajas competitivas de posicionamiento en el mercado.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails